La regulación del estrés es algo que como terapeuta siempre le he dado una gran importancia en las sesiones terapéuticas. Me parece tan importante cumplir los objetivos cómo empezar una sesión con un nivel de estrés lo más bajo posible. Es un procedimiento largo y que conlleva un aprendizaje, (por ello en CMIT Terapeutas hemos creado un grupo para trabajar este aspecto).

El autismo es multifactorial, es básicamente la razón por la que los investigadores no consiguen ponerse de acuerdo en un denominador común que explique su etiología. 

En el autismo, cada caso es único, con unas patologías subclínicas individuales que al no encontrarse dentro de “la normalidad” se descartan como posibles desencadenantes. Pero sin embargo, aunque cada uno tenga su individualidad subclínica, todos cumplen los criterios diagnósticos TEA. 

Dentro de estas patologías subclínicas encontramos la Fatiga Adrenal. La Fatiga Adrenal se suele manifestar como somnolencia, dificultad en el despertar, aversión por el juego, irritabilidad ( entre otros). Aproximadamente el 80% de las personas con Autismo tiene el sistema Suprarrenal afectado. 

El estrés (tanto físico como psicológico) es una de las causas del agotamiento adrenal. Muchos niños con autismo padecen fatiga adrenal, que una de sus características es la hipofunción de numerosas habilidades así como la falta de energía, pero muchos niños con TEA no presentan esta falta de actividad, sino todo lo contrario. Esto no significa que no haya agotamiento. El estrés es uno de los principales agravantes de TEA. Hay que destacar que la fatiga adrenal debe considerarse dentro de un contexto ( nivel de estrés, situación familiar, historial médico, embarazo y un largo etcétera) nunca de forma aislada. Una buena terapia debe englobar el manejo del estrés, tanto para la persona con TEA como de su contexto.

Un niño con TEA acude a numerosas horas de sesiones psicoeducativas, médicos, dentistas, añadiendo a todo esto las horas académicas, conllevando así un aumento de su nivel de estrés. 

En qué se suelen centrar las terapias a las que acuden nuestros niños? Principalmente en ayudarles a entender ese mundo que les rodea, pero esto puede ser un arma de doble filo, ha que le estamos generando más estrés. Por ello, antes de comenzar cualquier sesión es importante comenzar con la reducción del estrés, así como enseñarles cómo hacerlo ellos solos. Muchas veces esta reducción del estrés nos ocupa el 70% de la sesión, ya que el niño no tiene las herramientas necesarias para conseguir esta reducción del estrés.

Por todo esto y por lo importante que es la reducción del estrés en personas con TEA, hemos creado sesiones que se centran en la enseñanza de herramientas para regular es estrés.

 Se tratan de grupos reducidos con varias terapeutas y de duración de hora y media.

Si necesitas más información , no dudes en ponerte en contacto con nosotras.

Para más información

Entrada anterior
10 recomendaciones para intervenir en el lenguaje de los niños
Entrada siguiente
El niño y las altas capacidades

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

dos × 3 =

Menú